martes, 25 de octubre de 2016

Un río lleno de cadáveres flotando

Hernando Vanegas Toloza.

En la suma de los tiempos vemos todos esos muertos flotando en el río, apiñándose, conformando como una alfombra sobre la cual podríamos caminar desde su desembocadura hasta su nacimiento en el páramo de las papas. No ha habido forma de que algún gobierno limpie el río de muertos, a pesar que las aguas inundan todo y los muertos amenazan cubrir todo el país y a pesar de la enorme pestilencia que invade todo el ambiente. Los cadáveres siguen allí como una prueba fehaciente de la sin razón de los que tienen el poder. Y quizá mañana, pasado mañana, en un año, cualquiera de nosotros estará en el río…

Fragmento del cuento Un río lleno de cadáveres flotando del libro El Guerrillero Ciego y otros cuentos...

1 comentario: